7/10/2006

[Sociedad] reflejos que describen (V)

El arte es memoria gráfica del tiempo, retrato de cada época, ventana a la historia, símbolo creativo que describe la sociedad que lo vió nacer.

Michelangelo Buonarroti "La creación de Adán" (circa 1511)




¿Qué decir de nuestra sociedad actual?



"W. Bush crea la democracia" J. López (2006)




7/01/2006

Perspectiva: la voluntad del poder



El concepto sobre la voluntad del poder de Friedrich Nietzsche, intenta explorar, o mejor dicho, explicar el estado natural de toda la vida humana. En cierto tiempo de la historia cuando Schopenhauer demandaba que el impulso fundamental en todas las criaturas es la voluntad de vivir; Nietzsche en desacuerdo, afirmó que cualquier criatura que arriesgue deliberadamente su vida por cualquier razón, está negando la voluntad de vivir; en tal situación, esa criatura demuestra algo aún más fundamental: la voluntad del poder.

“¿Queréis un nombre para este mundo? ¿Una solución para todos los enigmas? ¿Una luz también para vosotros, los más ocultos, los más fuertes, los más impávidos, los más de media noche? ¡Este mundo es la voluntad de poder, y nada más! ¡Y también vosotros mismos sois esa voluntad de poder, y nada más!”


Los seres humanos están procurando siempre infligir sus voluntades sobre otras; es decir, desean convencer a la gente de que ellos tienen verdades; que son más elegantes, que están correctos, que tienen gran influencia, que deben ser admirados, o que están aquí para salvar la humanidad. Sin embargo, cada acción hacia otro individuo proviene de un deseo profundo de traer a esa persona bajo su poder en una forma u otra. Así, el crecimiento, el instinto de conservación, la dominación y la movilidad ascendente en la escala social son algunos de los elementos básicos de la voluntad que todo en el mundo se exhibe. En superficialidad, la idea de la voluntad del poder sugiere un principio crudo (la victoria del más fuerte). Pero podemos llegar a darnos cuenta que fundamentalmente es un principio psicológico del comportamiento humano: cada ser intenta ampliar su acción de influencia; ejemplo notorio en líderes espirituales, filósofos, policías, doctores, e incluso psicólogos: cada uno de ellos ejercitará alguna clase de poder sobre nosotros.


La Voluntad del poder en el individuo a través del estado


Al principio se me hacia inconcebible la idea de que el mundo entre la naturaleza operara de tal manera (¡parecía hasta grosero!); no obstante, observando con delicadeza y profundidad, se puede notar como el ejercicio del poder se manifiesta infinitamente entre todo. Un interesante ejemplo, en tiempos presentes, entre los cuerpos gigantes organizados como el estado, podemos observar una muestra corporal de esa misma naturaleza del individuo. El comportamiento exterior del estado es de conquista y guerra, actuando acorde a aquella voluntad. El estado, divido entre diferentes burocracias, facilita (o alcahuetea) la acción de varios individuos bajo las mismas intenciones: Poder. Este fenómeno, irónicamente, es uno que se puede observar entre hasta entre corporaciones, universidades, vendedores, pandillas, etc., Al final, podemos darnos cuenta que, en una intensa profundidad, de una manera u otra, todo parece impulsarse bajo el mismo instinto intriseco -La Voluntad del poder.



(Ilustraciones y pinturas: J. López 2006)